Alineación Organizacional Visual

Como hemos comentado antes, cualquier proceso de transformación y mejoramiento de la efectividad organizacional debería iniciarse con la generación de un entendimiento profundo de las expectativas y necesidades de todos los stakeholders o grupos de interés con quienes interactúa una organización.

Este entendimiento, inicialmente es obtenido por un grupo relativamente pequeño de integrantes de la organización. Normalmente, es el equipo gerencial (gerente general y sus reportes directos), así como un equipo especializado en la investigación etnográfica asociada, el que puede estar compuesto por gente interna de la organización como por consultores externos.

Sin embargo, la investigación y síntesis de la información que se levanta en ese proceso no garantiza que sus conclusiones sean conocidas y entendidas por las personas que componen la organización.

Para ello, necesitamos instalar un proceso de diseminación o alineación de este entendimiento a todos los niveles y áreas. El objetivo es lograr que todos los colaboradores tengan información similar y, por lo tanto, puedan tomar acciones y decisiones consistentes con lo que la compañía quiere y necesita lograr.

Las metodologías para lograr esa alineación son variadas y pueden incluir distintos soportes tecnológicos. Pueden implicar informes escritos, publicaciones en blogs o intranets, videos pregrabados, presentaciones presenciales o vía videoconferencia por parte de los líderes organizacionales, programas de entrenamiento detallado, comunicación a través de la línea formal de reporte, etc.

Pero hay una metodología a la que seguimos volviendo constantemente pues nos suele generar resultados superiores, no requiere gran soporte tecnológico y genera un alto nivel de conexión y entusiasmo en los colaboradores.

Esta metodología consiste en la creación de una o más piezas gráficas (ver ejemplo) que resuman la situación actual de la organización, las relaciones positivas y negativas que tienen actualmente con cada uno de sus stakeholders , las relaciones que se quieren construir a futuro, los indicadores de negocio que permitirán verificar el avance y la estrategia para llegar a ese nivel de efectividad.

Estas piezas gráficas son compartidas con los colaboradores de la organización en sesiones facilitadas por profesionales internos y externos, que han sido especialmente entrenados para sostener conversaciones abiertas y honestas, incorporando la perspectiva de los colaboradores, permitiendo conectar con su experiencia diaria y recogiendo sus recomendaciones de acciones para mejorar e implementar la estrategia.

Posteriormente, estas piezas gráficas suelen ser desplegadas en las distintas áreas de la organización y sirven como elementos de referencia continua y constante para las conversaciones, decisiones y acciones que, día a día, realizan los colaboradores.

Por lo tanto, la alineación organizacional no es un evento que ocurra una sola vez, al inicio del proceso de transformación, sino que sucede todos los días, en los distintos niveles y áreas de la organización.

De esa forma, aseguramos que las definiciones estratégicas realizadas por los niveles superiores son reflejadas en los planes, decisiones y acciones que ejecutan las personas cada día, logrando una alineación real entre la estrategia y la ejecución, lo que suele ser el gran talón de Aquiles de muchos planes estratégicos.

Si te interesa conocer más acerca de la Alineación Organizacional Visual y cómo maximizar la Efectividad Organizacional, puedes descargar nuestro eBook "7 Pasos Hacia La Transformación Organizacional" o revisar el video de nuestro webinar gratuito "Navegador de Contexto: Alineamiento Organizacional Desde Afuera Hacia Adentro.

AI-Example-Poster.jpg