¿Por Qué Hogan?

¿Por qué Hogan?

En un mundo basado en datos, las evaluaciones de la personalidad son el resultado del análisis sistemático de los datos de las personas.

La personalidad impulsa el comportamiento humano, a menudo en formas altamente predecibles.

Los cuestionarios de Hogan fueron desarrollados para evaluar todas las facetas de la personalidad: el lado visible, el lado oscuro, y el lado interno.

Fundado en 1987, fuimos los primeros en demostrar el impacto de la personalidad en el éxito organizacional y hemos sido pioneros en el uso de evaluaciones de personalidad para mejorar el desempeño en el lugar de trabajo.

En otras palabras, la personalidad predice el desempeño y tenemos los datos para probarlo.

¿Por qué la Personalidad Importa?

Siglos de evolución nos han enseñado que los seres humanos están impulsados por tres objetivos principales: llevarse bien, tener éxito y encontrarle sentido a la vida.

Las formas en que logramos estos objetivos son el resultado de las diferencias en la personalidad de los individuos.

En el medio laboral, la personalidad predice cómo una persona abordará el trabajo — diligentemente, inteligentemente, alegremente, cooperativamente, etc.

Para los empleadores, la personalidad es importante porque proporciona una visión esencial de un candidato que no puede ser descubierta sólo a través de entrevistas. Permite a los empleadores ser estratégicos en la contratación de la persona adecuada para la posición y la cultura de la empresa.

Para el individuo, las evaluaciones de la personalidad aumentan la auto conciencia estratégica, lo cual permite una mejor gestión de la reputación profesional y la mejora de la toma de decisiones en torno al desarrollo profesional.

¿Por qué la Reputación Importa?

Puedes pensar en la personalidad en dos direcciones: identidad y reputación.

La mayoría de las evaluaciones en el mercado miden identidad—una auto evaluación de quién usted piensa que es.

Si bien esto puede ser útil para la introspección y auto reflexión, generalmente somos malos jueces de nosotros mismos. Por ejemplo, a todos les gusta pensar que son buenos conductores. Sin embargo, un viaje durante el tráfico en hora pico le dirá que esto no es cierto.

En otras palabras, nos gusta pensar en nosotros mismos como el héroe o la heroína de nuestra propia historia, pero lamentablemente eso a menudo no se corresponde con la realidad.

En contraste, Hogan mide la personalidad en términos de reputación — quién otros piensan que es usted.

La reputación es mucho más consecuente en el mundo laboral porque su trayectoria profesional se basa en cómo otros le evalúan.

Además, la reputación es una manera superior de medir la personalidad por unas cuantas razones.

Primero, el comportamiento del pasado es el mejor predictor del comportamiento futuro. Por lo tanto, su reputación es la mejor manera de predecir cómo se comportará en el futuro.

En segundo lugar, la reputación es fácil de estudiar —simplemente le pedimos a otras personas que le describan.

Por último, existe una gran cantidad de investigaciones que vinculan la reputación con el desempeño ocupacional. Por lo tanto, centrarnos en la reputación, en lugar de la identidad, nos permite predecir el desempeño del trabajo.

Si deseas conocer qué herramientas brinda Hogan para medir la personalidad y reputación, cómo lo hace y cómo puede ayudar a tu organización, descarga el archivo a continuación: